LA FUERZA DEL REGIONALISMO. Por Antonio Muñoz Caballero, vicepresidente PRI Demócrata

Como partido político regionalista que somos representamos a las familias que provienen de un origen rural, cordillerano y costero. Son ellos los que hacen patria en los extremos de ese Chile donde cada uno de nosotros está presente día a día.

Sabemos que es difícil levantar este tipo de mensajes dentro de una comunidad que se muestra dividida y en el que muchos estamos cansados de egoísmos idealistas que se sustentan en lo absurdo y que solo generan resentimientos. Sin rodeos, estas banderas de lucha son demagógicas y alimentan un rencor injustificado.

En estos momentos disponemos de una oportunidad única de crecimiento institucional. Acá la meta es mostrar que el centro político existe, que es capaz de levantarse ante la adversidad y que puede trabajar sin tener una gran maquinaria política de “elite” detrás. Por el contrario, dispone de un motor que se mueve por la ética y los principios derivados de la familia, que es la base y el núcleo de toda la sociedad.

Es hoy donde nuestro pecho debe estar más inflado que nunca. Trabajando con la lógica del esfuerzo podemos liderar los distintos tipos de movimientos (ambientalistas, sindicales, secundarios, universitarios, etc.) y capturar espacios de dialogo dentro de los centros de estudio y las distintas esferas de la sociedad civil.

Créase el cuento, la sociedad espera de nosotros que salgamos a la calle sin miedo. No le debemos nada a nadie. Nunca lo dudes. Por lo mismo, tenemos la certeza de que actuando con lealtad tendremos a más personas de buena voluntad comprometidas con el desarrollo integral. Pero esto se gana generando debate sin ver conveniencias particulares. Al revés, el objetivo es conseguir resultados para todos.

Los valores que identifican al PRI son el trabajo, la meritocracia, la familia, el regionalismo y por sobre todo la verdad e ir de frente. Por lo tanto, este proyecto de integración regional debe transformarse en una base cada vez más sólida para cualquier institución política. Es más, tendría que estar dentro de los principios doctrinarios siempre.

Estoy seguro de que cada día qué pasa seremos más militantes y más simpatizantes los dispuestos a entregar todo por el desarrollo libre y democrático de nuestro país.

Camaradas y amigos: hoy se funda un centro político, con relato, donde no existen colores ni banderas, solo un futuro que nos mueve a todos. En momentos de unión y fraternidad, que fue lo que se vio en el Congreso de Punta de Tralca del 13 y 14 de abril, constatamos en vivo y en directo lo que es compartir nuestra plena vigencia como partido.

Para los que estuvimos ahí, fue una experiencia enriquecedora, llena de mística, trabajo en equipo y compromiso por nuestro país. Por ahora y por siempre, demostramos que tenemos un corazón y un alma regionalista. Mantengámoslo de pie para los próximos desafíos políticos que se vienen. No cuesta nada.

Siguenos y Comparte
Facebook
Instagram
YouTube